Buscamos una casa de acogida tan especial como Rubio. Positivo FIV. Al tratarse de una acogida nosotros nos hacemos cargo de los gastos veterinarios. Sabemos que pedimos un milagro, acoger a un animal enfermo es un acto desinteresado de generosidad y amor verdadero, pero los milagros suceden.

Hace unos meses tuvimos que operar a Rubio de un tumor en el oído, aunque la operación en un principio se desarrolló sin complicaciones al cabo de unas semanas comenzó a tener molestias y tuvimos que volver a someterlo a una cirugía de reconstrucción. Hace unos días observamos que volvía a tener la zona abultada e infectada y desgraciadamente el veterinario nos confirmó lo que temíamos, el tumor se le había vuelto a reproducir.

Después de consultar con varios especialistas, debido a que Rubio es Positivo FIV, las complicaciones que ha tenido con las distintas cirugías y lo rápido que el tumor se ha reproducido nos aconsejan no volver a operarlo. Sería demasiado peligroso y doloroso, y podrían quedarle secuelas graves. Es un tumor muy agresivo. Lo único que podemos hacer es seguir tratándolo con medicación y observar como evoluciona.

Rubio lleva con campana desde el día que lo operaron, no podemos retirársela porque no termina de cicatrizar, se rasca, y al convivir con otros gatos es muy arriesgado. Es un gato grandote, precioso y muy bueno, un comilón y mimosón. Ha pasado un calvario y no se ha quejado ni una vez, solo quiere mimos y que estemos por él.

En el refugio no podemos ofrecerle la exclusividad que necesita, además el clima frío y húmedo no le beneficia. Con una familia que pueda ofrecerle cuidados, amor, cariño y exclusividad su estado se estabilizaría, y podría a ratos quitarse la campana. Nos parte el alma verlo a diario con campana y no poder quitársela, ¡pobrecillo! ha tenido que acostumbrarse a hacerlo todo con la campana y nos mira con esos ojillos…

Necesitamos una casa de acogida sin gatos ni perros para que no tenga que pasar por el proceso de adaptación a otros animales que le generaría estrés, y que en su estado y siendo Positivo FIV le originaría una bajada de defensas y complicaciones. No sabemos el tiempo que le queda, pero en una casa su estado mejoraría y el amor como ya hemos visto en otros casos hace milagros.

Buscamos una casa de acogida de ambiente tranquilo, acostumbrada a tratar con gatos, hay que medicarlo vía oral, pero es tan bueno que lo pone fácil.

Contacto:  636 79 40 13 (Maryan)

Rubio necesita un milagro por Navidad